miércoles, 10 de marzo de 2010

Receta para las claves

Con Internet renació el concepto de la propiedad privada y exclusiva. Ahora la carta que nos enviaba una persona querida, no había que esconderla y alejarla de la vista de los demás.

Nadie se enteraba de esa correspondencia íntima y lo mejor que podía ser mantenida con varias personas a la misma vez, sin levantar sospechas de nadie.

Internet nos regaló ese medio; el correo electrónico.

La privacidad de ese medio, está garantizada en parte. Tenemos un nombre de usuario y una clave, que es probable pueda ser detectada por un intruso. Pero esta tarea a nivel de las personas es una tarea muy compleja para solo leer un correo íntimo y mucha propaganda, por ello me parece que este tipo de hackeo, como algunos le dicen es poco probable.

Pero dónde está el sentido de mi comentario, en las claves para acceder a ese correo y por ende a otros muchos sitios.

Muchas veces escucho a mis estudiantes reclamar que el sistema de las aulas digitales no les deja acceder, "la computadora no me deja ingresar" es la frase mas escuchada.

Siempre les pregunto: ¿Cuál es el nombre de esa traviesa computadora?. Le puedo decir que te deje ingresar, por qué a ti y no a otro, es qué las computadoras, léanse máquinas son excluyentes….

Entonces mi receta para eso es fácil.

1- Revise en su cuaderno, en ese pedacito, oscuro y sucio por las veces que lo leyó el nombre de la clave.
2- Permitió que Firefox, empleado desde su memoria USB, guarde su contraseña.
3-Sí aun no lo encontró, pruebe con varias combinaciones; su número de celular, el nombre de su mascota (puede ser también humana ) su fecha de nacimiento y así hasta agotar y rendir a la computadora.
4- Pruebe con el sistema de recuperación de claves de muchos sitios. Sí usa Hotmail revise en su carpeta de spam, casi siempre los mensajes importantes Hotmail los considera spam y los que lo son de verdad, van a la carpeta de recibidos. ¿Será tonto este sistema?
5-Sí todo lo anterior no dio resultado visite al médico, le recetará un tratamiento para su memoria….

En fin no es el profesor el responsable de su memoria, es usted y solo usted.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...