lunes, 8 de agosto de 2011

Cuando no se dispone de computadoras.


Es muy probable que los lectores de este artículo, inicien su lectura más por la curiosidad que despierta el titulo, que por la ausencia de computadoras.

Sin embargo hay un grupo considerable de estudiantes universitarios que no tienen computadoras y que acceden a ellas en sitios públicos, al menos es mi experiencia en la Universidad Autónoma “Gabriel René Moreno”, de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia y en especial con la Licenciatura en Educación

Cada semestre realizo una encuesta a los estudiantes de la Carrera, en la que entre otras preguntas indago por la presencia de computadoras en sus casas y el empleo de Internet.

Cuando empecé con estas encuestas en el 2006, apenas un 20% de los estudiantes disponían de computadoras en su casa y menos del 10% accedía a la Red desde su domicilio. En aquel momento, al menos en Santa Cruz las conexiones a Internet eran solamente por dial up, es decir mediante el teléfono.

En este semestre (II- 2011) los datos que obtuve señalan que entre el 45 y el 50% de los estudiantes declaran la presencia de computadoras en su casa, lo que evidentemente es un salto desde la primera vez que tomé la encuesta. Sin embargo el crecimiento de la cifra es lento. El 50% que no tiene este equipo en su casa puede deberse a muchas razones, desde las económicas hasta la poca necesidad de su empleo. No debemos olvidar que aun existe el mal hábito de considerar que el acceso a la computadora y a la Red es para “acomodar” la información que se copió en Internet. Pocos profesores incentivan en sus estudiantes el empleo de las computadoras para otros trabajos diferentes del copiar y pegar.

Volviendo a los datos de la encuesta, en la actualidad apenas el 30% de los estudiantes accede a la Red desde su casa, la mayoría lo hace desde un café Internet, o desde los laboratorios de la Carrera. Según datos del sitio “Éxito exportador” que actualiza estadísticas sobre Internet y su expansión, en el  2009 América Latina creció en un 30%. Sin embargo en el caso de mis estudiantes el crecimiento solo fue de un 10%. Bolivia es el país del Continente con precios más altos para la conexión a Internet. En comparación con el salario mínimo que es de 679 bolivianos, equivalentes a 97 USD, la conexión de banda ancha más barata equivale al 29% de dicho salario, mientras que una conexión móvil restringida por la cantidad de información descargada equivale al 17%. 

A los datos anteriores sumo que en una indagación que hice recientemente, los estudiantes de los últimos semestres de la Carrera, trabajan un promedio de 10 horas a la semana en la Red, mientras que los de los primeros semestres no sobrepasan las dos horas. 

Con todo lo anterior me surge la pregunta: ¿Qué hacer con el 50% que no tiene computadora en su casa y con el 70% que no se conecta a la Red desde su casa?

Por dónde comenzar.

La solución que propongo es la de emplear las memorias flash o llaveros USB convirtiéndolas en sus computadoras portátiles. En las encuestas citadas el 100 % de los estudiantes disponen al menos de una memoria, donde todos las emplean principalmente para trasladar y guardar información. Muy pocos tienen programas útiles para emlearlos desde la propia memoria.

Inicialmente les pido que limpien su memoria de cualquier tipo de información, para comenzar a instalar un manejador de datos en la memoria. Para ello sugiero instalar el gestor de portables llamado Launch A partir de este programa iniciamos el camino para instalar los demás programas y guardar sus archivos.

Imagen
http://spanish.getusb.info/
El objetivo de este paso, además de emplear la memoria USB como una computadora portable es el de guardar los archivos en la “nube”. Así la pérdida o el daño de la memoria, no significa la desaparición de los datos. Para esta última tarea los estudiantes deben crear una cuenta en Dropbox donde archivaran dichos datos. El sistema ofrece 2 gigas libres de información y sí invita a otras personas a compartir puede aumentar su espacio de almacenamiento. 

En el propio servicio creamos una carpeta accesible a todos los estudiantes de la materia a la que pueden acceder permanentemente, aun cuando vencieron la asignatura. 

Un paso obligado en este proceso es el de emplear un navegador Web que permita su acceso portable. Para ello empleamos Mozilla Firefox, que además de sus posibilidades reconocidas, facilita su personalización. Sugerimos a los estudiantes que empleen el gestor de contraseñas del navegador para que no olviden, algo que es muy habitual, las claves de los sitios donde navegan. A su vez indicamos cómo crear enlaces rápidos a los sitios que con más frecuencia acceden, cómo manejar los marcadores, los canales de noticias, instalar otros complementos de Firefox, entre otras utilidades.

Una vez instalado Firefox como navegador por defecto en cada una de sus memorias, queda acceder a la carpeta en DropBox para descargar otros programas, en especial un antivirus. 

Con estos programas iniciales, iremos agregando otros que les permitirán ahorrar tiempo, acceder con más rapidez a la Red, aun cuando lo hagan desde un café Internet y encontrar que las memorias, no solo son para documentos y virus, sino para ser más productivos. 

Quiero señalar que esta experiencia no hubiera sido posible de no existir los grupos “TAAC Herramientas Portables” y  el de Herramientas Portables ambos liderados por Ferrán que además comparte un excelente Wiki donde mis estudiantes acceden a revisar las explicaciones y enlaces sugeridos.

2 comentarios:

  1. Muchas gracias Carlos, interesantísimo el artículo, los datos y las acciones sugeridas.

    ResponderEliminar
  2. Lic me agrada muchísimo leer los artículos que usted publica, más que todo este que nos informa sobre el uso de la memoria USB que nos ayudará bastante en nuestras tareas.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...