viernes, 2 de marzo de 2012

Sugerencias para emplear el cine en nuestras clases.


En el comentario anterior señalamos que el cine es un medio de enseñanza que puede y debe ser empleado en clases. Su selección, al igual que todos los medios parte de considerar objetivos, contenidos y métodos de la clase o tema, las posibilidades de los estudiantes para trabajar con el medio, así como las condiciones necesarias para su empleo.

En este último punto me detendré en el comentario actual. Llevar la película a la clase puede parecer una tarea sencilla, en especial cuando esta “cabe” en una memoria USB, en un DVD o en la computadora del profesor, o en última instancia vista en línea. Su traslado es muy fácil y es lo menos importante.

Cámara cinematográfica de los
hermanos Lumiere.
(imagen de Wikipedia)
Emplear una película requiere por parte del profesor dos tareas principales; la selección y la preparación de las condiciones para su empleo.

La organización del local de clases es determinante en la concentración de la atención del estudiante. Es necesario observar la disminución de la luz, las condiciones sonoras, las tomas eléctricas y la colocación de la pantalla. Durante la proyección el profesor no debe interrumpir la película, como tampoco realizar comentarios ni pasearse por el aula. Lo más adecuado es sentarse con los estudiantes y observar la película hasta el final.

En el caso de la selección el profesor debe valorar primeramente la relación del tema tratado en la película con los contenidos de su clase o unidad didáctica. No se trata de mostrar una película como un acto de recreación, sino de discutir su contenido. La película puede cumplir funciones didácticas importantes, como las de introducción a un nuevo contenido, la recapitulación de contenidos tratados anteriormente, la discusión y evaluación de esos contenidos, entre otras.

Una vez que el profesor está convencido que la película se ajusta a su clase y a sus estudiantes, el siguiente paso es preparar una guía de discusión del filme. Parte del valor del cine como medio consiste en preparar previamente al estudiante para el día de la proyección. Ese día el estudiante no va a “ver” una película, como lo hace en el cine o en su casa, va a “ver” la película para discutir su contenido. 

En este punto es donde el cine se transforma en el medio que favorece la formación de valores, que incrementa el interés por el aprendizaje y aumenta la motivación por la asignatura. Lo anterior solo se logra sí una vez concluida la proyección se discute el tema tratado tomando como punto de partida la guía de debate.

Esta guía tiene un doble propósito; didáctico y estético. La guía debe comenzar con una ficha técnica de la película; nombre, año de producción, país, elenco técnico y artístico. Continúa con la sinopsis del filme, donde se narra el tema tratado, sin revelar el final u otros elementos de sorpresa. Debemos recordar que el estudiante observará la película como un medio, como un componente de la clase y no por pura distracción.

A continuación de la ficha técnica es necesario señalar el o los objetivos que se persiguen en la discusión de la película. De igual modo se requiere advertir de aquellas partes de la película que deben ser observadas con más atención, así como las preguntas básicas para iniciar la discusión una vez finalizada la proyección.

A la guía se le debe agregar los premios y reconocimientos que obtuvo la película, así como reseñar las principales críticas realizadas al filme. Estos últimos elementos favorecen el análisis estético de la película.
La guía tiene que ser entregada previamente, con el objetivo de lograr la preparación previa del estudiante. 

Como señalamos hay que insistir que no es “ver” la película para distraerse, sino “ver” la película como parte de la asignatura.

Una vez concluida la proyección se pasa al momento más importante que es la discusión. En este el profesor organizará a los estudiantes para debatir el contenido de la película, siempre a partir de lo plasmado en la guía. La discusión puede ser frontal, donde el profesor lanza las preguntas de la guía o grupal donde cada equipo discute por separado.

Es necesario que el profesor tome en cuenta estas sugerencias, para que el empleo del cine adquiera el valor didáctico requerido y que los estudiantes disfruten de otra manera la película. Llevar el cine a la clase no es difícil, es una forma de elevar la motivación y el interés de los estudiantes por nuestra materia y es una “aventura” inolvidable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...