martes, 7 de agosto de 2012

De regreso


Para los que nos acostumbramos a escribir para un blog, dejar de hacerlo por un tiempo es más que un castigo. En estos días donde tomamos algunos días de vacaciones, sientes la necesidad de repensar lo que hiciste durante todo el tiempo anterior en el blog y entonces quieres revisar ese trabajo o el otro y sin querer te vuelves a meter en el blog. 

Por suerte o sin ella, depende como se mire, estuve algo más de un mes sin publicar un artículo en este blog. No todo ese tiempo estuvo dedicado a las vacaciones, la mitad al cierre del curso y la otra a viajar a La Habana, para compartir un tiempo con mis familiares.

Disfrutar de la playa en pleno verano es
la mejor de las vacaciones
En La Habana nunca pude acceder al blog, pues la conexión a Internet es algo que sigue siendo un misterio resolver. No me corresponde comentar de quién es la responsabilidad, pero en un mundo donde Internet fue declarado como un derecho humano, bien vale la pena disminuir el miedo y aumentar el acceso.

Pero con quejarme no resuelvo nada, en un anterior artículo publicado a principios de este año y titulado “Mi apagón digital” comentaba sobre este problema.

Tengo muchos amigos y antiguos colegas de trabajo a los que las limitaciones en el acceso a la red, los priva de actualizarse por un lado y de compartir sus conocimientos por el otro. Estoy seguro que sí tuvieran un acceso permanente y libre sus aportes ayudarían a muchos, engrandeciendo así la obra de la educación cubana.

La solución puede ser muy fácil a los ojos de algunos y bien compleja para quiénes tienen que invertir en el acceso a la red. Sin embargo, mientras esto sucede y se alcanza el tan soñado accedo a Internet, no podemos dejar olvidados a nuestros amigos.

Por lo general suelo copiar todos los materiales y documentos que encuentro en la Red para distribuirlos con mis colegas de trabajo. De ese modo tienen la información para mantenerse al tanto de las ponencias, publicaciones y libros que sobre nuestro tema circulan en la Red. Para mi sería más cómodo dejarlos como referencias en Delicious, Twitter u otras redes, pero como mis amigos no pueden acceder, entonces los voy descargando y después los copio a varios DVD.  

También converso con ellos sobre sus ideas e intercambiamos las mías, para nutrirnos mutuamente y paliar en algo las limitaciones en el acceso a Internet. Sé que es poco lo que hago, pero al menos trato de ayudarlos y contribuir a mejorar, como lo hago a diario, nuestro sistema personal de aprendizaje.

En este punto es donde insisto que nuestro SPA tiene un componente importante e insustituible: la familia, los amigos y colegas de trabajo. Por ellos y para ellos nuestro SPA siempre está en constante desarrollo.    

1 comentario:

  1. Es una pena que un pais como cuba que a mi parecer tiene un sistema educativo excelente no tenga un facil acceso a internet como el resto del mundo,este medio de comunicacion debe ser visto no como un peligro si no mas bien como uno delos mejores instrumento para hacer conocer nuestro pensar, y si creemos que nuestra posicion es la correcta que mejor que el internet para educar al mundo entero con esta vision.

    Lo cierto es que no conosco un profesional cubano que no sea excelente en su profesion.
    ¿de cuanto no estamos perdiendo al no poder compartir informacion ?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...