jueves, 22 de mayo de 2014

Cuando se prefiere la belleza por dentro a la belleza por fuera.



El pasado 20 de mayo, un medio digital encargado de promocionar las ferias en Bolivia, divulgó una entrevista con la Reina de belleza de la Exponerte Dinámica 2014, una feria más de las que tanto se organizan en el país. Ante la pregunta:  ¿Como hacés para combinar el tiempo entre tus estudios y el modelaje? La Reina manifestó: Para mí solo es un hobbie, ¿a quién no le gusta ser modelo?
En honor a la verdad, ella además de esta tarea estudia una compleja carrera universitaria.  
 
La respuesta pasaría totalmente desapercibida, sino fue porque la profesora universitaria e investigadora Wilma Forrets realizó un interesante comentario en Facebook, donde señaló lo siguiente: 
"Claudia Andrea Hurtado, reina de la Exponorte manifiesta a quién no le gusta ser modelo? Yo quisiera responderle por ejemplo:
A una madre que no duda en perder la figura por tener un hijo(a) y criarlo en amor y compromiso.
A una maestra, que se satisface con el aprendizaje de sus alumnos.
A una Doctora, que le parece más importante salvar vidas, curar enfermos o devolver la salud.
A una arquitecta, que construye viviendas solidarias
A una Psicóloga, que ayuda a otras personas a solucionar sus problemas emocionales, familiares o de pareja.
A una Educadora, cuando planifica para un Centro Educativo y ve resultados de educación en valores.
A una Ingeniera, que produce alimentos sanos, sistemas de gestión, mejoramiento de la productividad.

A una Nutricionista, que mejora la calidad de vida de las personas
A una Odontóloga, que cuida nuestra salud oral
A una Dora Luz Dávila y su grupo de voluntarias, que prefieren hacer labor solidaria
Y la lista sería innumerable.
Estimada Claudia Andrea, no a todas las mujeres les gustaría ser modelo, porque hay ocupaciones, actividades, trabajos, que proporcionan mayor satisfacción por dentro, que lucir bien por fuera"

Después de leer estos sólidos argumentos vale la pena reflexionar sobre lo que los medios muestran a las jóvenes. Una rápida lectura de un día, de una semana o de un mes a cualquier medio impreso o televisivo muestra la realidad. Todos los días al menos existe una noticia sobre reinas, modelos, concursos, noticias de embarazos o de cirugías de estas chicas, divorcios, matrimonios, consejos, fotos, en fin la lista es casi infinita.

En todos los periódicos existe al menos un semanario que se encarga de exaltar la belleza de esas chicas con noticias relacionadas con ellas. 

Sin embrago no es la belleza o los concursos, o las modelos, o sus vestidos, peinados y maquillajes, los que definen la cultura de un país.  Esta comienza en la escuela, en la educación, en el trabajo de día a día de miles de maestras que en la precariedad de un aula, enseñan todo lo que pueden a nuestros hijos, ellas son las reinas de la cultura. 

Revisando esos mismos diarios, ninguno tiene un semanario sobre educación, ninguno aborda el trabajo de los maestros, solo se menciona el Día del maestro, después de esa fecha, vuelve el anonimato. Eso sí cuando un maestro comete un error, aun sin ser probado, esos mismos diarios se llenan de argumentos superficiales y sensacionalistas. Unos años atrás pregunté al director de prensa de un diario nacional sobre la ausencia de este tipo de espacio y su respuesta fue sencilla: no vende

Cuando la educación no es el alma de los pueblos es difícil andar otros caminos, cuando la educación queda encerrada en las nueve letras que la forman proliferan las actitudes negativas, se eleva más el ego personal que la solidaridad grupal. 

Pero concluyo con una frase de José Martí: “Si la educación de los hombres es la forma futura de los pueblos, la educación de la mujer garantiza y anuncia los hombres que de ellas ha de surgir” 

José Martí. Obras completas. Tomo 6, pág 201. Editorial Pueblo y Educación, La Habana. 

1 comentario:

  1. Muy interesante Dr. C. Bravo
    Hoy en día, las personas parecen desesperadas por ser bellas, afanadas por ser atractivas para los demás…Esto, más que todo en el aspecto físico. Sin embargo, el aspecto físico no es mayor ni menor que el aspecto interno.
    La belleza interna se da cuando tenemos una vida organizada, cuando somos ordenados y cuidadosos con nuestras emociones, cuando alimentamos nuestros valores, cualidades y talentos. Todo lo que conforma tu exterior, es el resultado de lo que llevas dentro. El que está feliz internamente se siente bien y está claro que eso lo notamos todos externamente….

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...