martes, 19 de mayo de 2015

La deserción universitaria



La pasada semana escuchaba las opiniones de mis estudiantes sobre el propósito de la huelga de hambre de algunos alumnos y un profesor universitario. En el debate se comenzó a tratar un tema que todos conocemos pero que no logramos encontrar la solución: la deserción universitaria.

Coloqué de ejemplo que en mis materias el 10% de los matriculados no asisten a clases y eso sin contar que en otro 10% la asistencia es irregular. Mis asignaturas son de los últimos semestres por lo que los estudiantes tienen claridad en lo que están estudiando y su interés principal es concluir la carrera.

Los estudiantes en su mayoría concordaron que no es justo que algunos de sus compañeros matriculen una materia que después abandonan, con el perjuicio a todos. Un ejemplo de esto es que en mis materias solemos realizar trabajos en grupo, con las características que los integrantes no se seleccionan por afinidad, sino a partir de sus gustos personales apoyado en el enfoque de las inteligencias múltiples.

Debido a lo anterior los grupos se pueden formar entre aquellos estudiantes que se conocen poco o que no tienen afinidad entre sí. Los que abandonan las materias perjudican a los demás integrantes de los grupos, al extremo que en algunos casos, el grupo cuyo máximo es de tres miembros se reduce a uno solo.

Otra arista del efecto del abandono escolar y poco tratado en el contexto universitario, es su influencia en la motivación del profesor. Comenzar el curso con un grupo de estudiantes, que a lo largo de las semanas va disminuyendo no es nada agradable para quienes tenemos la responsabilidad social de la formación. Muy pocas veces se logra conocer las razones del abandono, pero en la mayoría de los casos queda la incógnita si fue por un deficiente trabajo del profesor, por una mala elección del estudiante, entre otras razones.

Después que conversaba con mis estudiantes estos temas y escuchaba sus interesantes comentarios, me quedó una duda que debía resolver cuanto antes.  Qué cantidad de asignaturas no aprobadas tiene ese 10% de estudiantes que abandonaron mis materias.

Revisando algunos datos.

En nuestra Universidad a los estudiantes se les otorga un código que refleja el año y el semestre en el que matricularon por vez primera su carrera. Con ese dato el profesor puede revisar el histórico de un estudiante y valorar su trayectoria en la carrera. 

La imagen muestra las asignaturas vencidas de una estudiante. En sus primeros nueve semestres todas las materias las aprobó y en este momento lleva de modo paralelo otra carrera.

Con los datos de los registros me dediqué a revisar la cantidad de materias no aprobadas de ese 10% que no asistió a clases o lo hizo de modo irregular hasta que abandonó la asignatura. 

Ese grupo tiene un promedio de 15 asignaturas no aprobadas de un total de 40 materias. 

La imagen muestra los datos de uno de estos estudiantes.

Destaca el caso de varios estudiantes que reprobaron más de la mitad de todas las asignaturas que matricularon.

En un anterior artículo en el blog expusimos los resultados del índice de efectividad terminal de los matriculados en nuestra Carrera. Para dicho análisis revisamos nombre por nombre de los matriculados en un semestre y quiénes de ellos alcanzaron los nueve semestres de la Carrera. 

El dato fue impactante, solo el 9,6 alcanza el final en el tiempo requerido. El resto demora 13 semestres para culminar los nueve de la Carrera, sin contar el último que corresponde a la defensa de su trabajo final de grado. 

Los datos no resuelven la causa del problema, pero permiten comprender que la mayoría de estos estudiantes que no van a clases o que abandonan las materias lo hacen de manera permanente y en cada semestre. Es como el juego de los escondidos, matriculo y no aparezco hasta el próximo semestre.

3 comentarios:

  1. Opino que es lo mas probable que sucede con las personas que abandona se vuelve como una círculo vicioso; tener motivación al principio y en el transcurso lo pierde por algun motivo. Esta muy interesante el Blog!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Eso me sucedió pero al principio de la carrera pero no por falta de motivación sino porque estaba en otra carrera y no pude con las 2 al mismo tiempo. Así que acabe 1 y ahora estoy terminando ésta.

    ResponderEliminar
  3. Sugiero la importancia de trabajar seminarios de reflexión,sobre Motivación y persistencia en la carrera que emprende,porque partiendo de situaciones desconocidas sobre la problemática de deserción y abandono puede existir problemas psicologicos tales como miedo,inseguridad,inmadurez,situaciones emocionales entre otras.De esta manera es impresindible desde mi criterio proyectar y disertar estos seminarios reflexivos por las autoridades correspondientes a la población universitaria estudiantil.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...