lunes, 30 de mayo de 2016

Continuación del Wooc sobre la clase invertida con los últimos tres cursos.

Desde mediados de mayo comenzamos una experiencia única en su tipo, al crear un sistema de cursos bajo la concepción del micro aprendizaje, pero empleando WhatsApp. Como señalamos en otras ocasiones la primera experiencia de este tipo la realizamos en el 2014 y desde ese momento a la fecha se fue mejorando la metodología para su desarrollo.

En la tercera semana trataremos dos temas de gran importancia; el papel del estudiante y la selección de los recursos y herramientas para invertir la clase. En el primero se hace especial referencia al rol que debe asumir el estudiante en la clase invertida.

El papel del estudiante es decisivo en el éxito de este tipo de metodología. Es necesario que comprenda su rol, diferente al de la clase tradicional. En la clase invertida el estudiante trabaja los contenidos teóricos en su casa, pero convencido de la necesidad de ese tipo de estudio. En la clase amplía dichos contenidos, realiza otras preguntas, resuelve otros problemas y en especial trabaja en grupo.
Una de las cápsulas del cuarto curso

El estudiante debe aportar al trabajo en grupo, no repitiendo lo estudiado, sino con otras preguntas, otras dudas y en especial aceptando el reto que significa trabajar bajo esta metodología.

El quinto curso del sistema está dirigido a la utilidad de los recursos y herramientas para invertir la clase. En este caso como son tantas las herramientas, nos centraremos en discutir la importancia de seguir la concepción de la ruta crítica en todo el proceso que se inicia con la selección, continúa con el diseño y/o la elaboración, su empleo y la evaluación de su utilidad.

Es necesario asumir la selección desde una posición didáctica, que seleccionar el medio por el gusto personal, su accesibilidad o por la razón de “disponer” del medio. Todos los medios pueden ser útiles, pero su valor didáctico radica en la correcta selección atendiendo a un grupo de elementos que serán tratados en el quinto curso.

Hasta el quinto curso, hicimos un recorrido, desde la concepción de la metodología de la clase invertida, pasando por varios ejemplos, continuando por el rol del profesor y del estudiante y el papel de los medios para concluir con la elaboración de un proyecto de clase invertida.

Este proyecto, que es el tema del curso seis, deberá contar con un grupo de elementos necesarios en cualquier tipo de proyecto. Estos se agrupan en una rúbrica que los interesados en elaborar el proyecto deben seguir. La elaboración del proyecto siguiendo la rúbrica permitirá a los interesados obtener el certificado de participación en el sistema de cursos. Durante el curso indicaremos con un ejemplo cómo elaborar el proyecto. 

En la encuesta de inicio al curso, 9 de cada diez participantes respondió estar dispuesto a concluir el curso y a realizar el proyecto para obtener el certificado de participación. Por estas razones estamos convencidos que la mayoría de los más de 500 participantes puedan elaborar dicho proyecto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...