miércoles, 9 de abril de 2014

Reestructurando mi Sistema personal de aprendizaje. El esquema



En este grupo de artículos insisto en la necesidad de revisar periódicamente nuestro sistema personal de aprendizaje, a partir de la variedad de recursos, la creciente información y los cambios que experimentamos en nuestro permanente aprendizaje.

Tomo en cuenta que el sistema personal de aprendizaje, es creado, organizado y modificado por la persona, iniciado en su experiencia personal y en especial su interacción con las demás personas, tanto de modo personal o mediante las Tics. El sistema se inicia por los componentes y se perfecciona en la medida que establecemos su estructura y funciones.

Seleccionar los componentes implica un análisis de aquellos que contribuyen a nuestro aprendizaje desde tres áreas diferentes: acceder a la información, los empleados para organizar, editar y generar información y los que empleamos para compartir.A estos se unen los métodos, técnicas y estrategias que empleamos y que los componentes anteriores sirven de base.

Una manera adecuada para realizar las tareas anteriores es llenar una planilla similar a la que se muestra a continuación.

La planilla recoge los componentes de nuestro sistema y como es de esperar se puede revisar muchas veces. En la medida que seamos más precisos en cada uno de los componentes anteriores, el esquema de nuestro SPA será más enriquecedor.

Una vez llenada esta planilla el paso siguiente es esquematizar el sistema, con lo que logramos una visión más objetiva de todos los recursos que empleamos, lo que será tratado en el comentario siguiente.

jueves, 20 de marzo de 2014

Reestructurando mi Sistema personal de aprendizaje. Los componentes



En el trabajo anterior señalé que el Sistema Personal de Aprendizaje es construido y reconstruido permanentemente, influido por las relaciones con las demás personas, el incremento de la información, los recursos para su acceso y nuestro propio desarrollo. Por ello es más adecuado valorar el aprendizaje dentro de una estructura sistémica donde cada componente contribuye de manera integrada al empleo de los demás y en el camino al desarrollo del individuo. 
 
Es decir la concepción sistémica se comprende mejor cuando los componentes no son suma de unidades, sino cuando desarrollan una función integradora contribuyendo al aprendizaje. Estos componentes están referidos a la combinación de las unidades estructurales cuya interacción provoca las características propias del sistema. Esto conlleva tomar en cuenta dos grupos de componentes extremadamente complejos:
  • Métodos, técnicas y estrategias generales empleados para nuestro aprendizaje.
  • Medios o recursos utilizados para el desarrollo de métodos, técnicas y estrategias
Es conocido que el listado de métodos es muy amplio, desde la observación, la lectura, el análisis, la síntesis, hasta los problémicos, el trabajo independiente y el grupal y estos a su vez se mezclan con técnicas como el subrayado, el resumen, entre otras. 

A su vez la estrategia es el empleo consciente, reflexivo y regulado de un grupo de acciones y procedimientos de diverso tipo que contribuyen al aprendizaje. El tema es bien complejo y de gran abstracción, ya que por una parte la investigación sobre estrategias de aprendizaje se ha enfocado en el campo del denominado aprendizaje estratégico, a través del diseño de modelos, dirigidos a ofrecer a los estudiantes estrategias efectivas para el aprendizaje independiente y por la otra a la falta de precisión en el concepto de estrategia aplicada a la enseñanza. Se confunden los métodos con las estrategias y se equiparan todos entre sí. 

Las estrategias implican una reflexión del estudiante sobre su propio aprendizaje, entender cómo aprende. Por esta razón es común incluir dentro de estas al mapa conceptual, el mental y el semántico combinados con el ensayo donde se repite la información y la elaboración. También se emplean estrategias de procesamiento, elaboración, control y planificación de las tareas de aprendizaje.
 
Pero las estrategias, métodos y técnicas que empleamos en el aprendizaje, no se desarrollarían sin la presencia de medios o recursos. Entre todos existe una unidad dialéctica, la existencia de uno exige la presencia del otro.

Los medios o recursos son en su mayoría elementos objetivos, por lo que su enumeración y listado es más fácil que las estrategias y métodos. A su vez una misma estrategia puede conllevar la presencia de medios similares a los empleados en otro método y en otra estrategia diferente. Lo que significa que un medio empleado por una persona puede ayudarle en la solución de un problema con el empleo de una determinada estrategia, pero ese mismo medio puede producir un efecto contrario en la otra persona. Esto se debe en especial a las experiencias previas y por ende a las habilidades en el manejo del medio. 

Hasta este punto la determinación del SPA parece compleja, sin embargo si comenzamos por la relación de los métodos, técnicas y estrategias más empleadas y por ende más conocidas el camino es sencillo. Debe tomarse en cuenta que al ser un sistema en permanente desarrollo lo más aconsejable es comenzar por lo general y más conocido y en la medida que se profundice en nuestro aprendizaje se incorporan otros métodos, técnicas y estrategias. 

Selección de los medios o recursos empleados para el desarrollo de métodos, técnicas y estrategias. 

Consideremos que no existe diferencia alguna entre medio y recurso, en todo caso son tan sutiles que no es necesario diferenciarlas. Si acudimos al diccionario de la Real Academia medio es un intermediario y recurso un medio de cualquier clase que en caso de necesidad sirve para conseguir lo que se pretende. Como se aprecia ambos pueden ser considerados como similares si lo analizamos desde el aprendizaje. 

Por tal razón partiré de considerar el medio o recurso, como aquellos elementos tanto materiales o no que son seleccionados para cumplir determinados objetivos. Sobre este criterio el medio es el soporte de los métodos, las técnicas y estrategias que empleamos para construir nuestro SPA. 

La abundancia de medios, la variedad de estos, las funciones similares entre muchos, contribuye a que su selección sea un proceso complejo. Sin embargo al igual que hicimos con los métodos, técnicas y estrategias, comencemos por los más conocidos y a su vez más empleados. 

Para hacer la tarea más sencilla es preferible organizarlos en tres grandes grupos
  • Empleados para acceder a la información.
  • Empleados para organizar, editar y generar información.
  • Empleados para compartir la información.
En este punto hay medios que se utilizan en más de una de las categorías anteriores, por lo que se pueden repetir.


Entre los medios encontramos, los materiales impresos, como es el caso de periódicos, revistas, diccionarios, libros y otros de esta índole. También empleamos medios audiovisuales como la televisión, el cine y el video. A su vez y siempre considerando que el medio es el soporte para desarrollar, métodos, técnicas y estrategias incluiremos los blogs, canales de noticias, sitios Web variados, redes sociales entre otros. De igual modo citaremos otros medios, como el navegador web de preferencia, el correo electrónico, las aplicaciones variadas en los dispositivos móviles, entre muchos más. 

Al igual que con las estrategias, la cantidad de medios crece en la medida que perfeccionemos nuestro SPA. Una manera práctica es visualizar los componentes en un esquema, lo que será tratado en el siguiente comentario.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...