viernes, 11 de febrero de 2011

De cookies, Windows y otros enredos


El domingo fue mi cumpleaños, no importa el número, pero tiene que ver con parte de lo escribo.

El sábado me levanté temprano para comprar una pierna de cerdo que asaríamos para invitar a un grupo de amigos al día siguiente, el domingo. Como en esta época del año casi todos los días llueve y para no variar, el sábado amaneció nublado y con muy malas intenciones por parte de las nubes. San Pedro conspiraba contra mí y en especial las nubes tenían ese color que cualquiera sabe que es de lluvia. 

Pero como no creo en esas conspiraciones, decidí poner en manos de la ciencia la determinación de sí el domingo llovería o no. Siempre me gustó la meteorología, en la casa tengo varios termómetros, veletas y medidores de presión atmosférica y temperatura, pero nada como las predicciones de Weather Channel.

Como estaba apurado y mi computadora de escritorio, por esas cosas de Windows se demora en cargar todos los programas, por cierto recientemente aumenté a 4 gigas su memoria RAM, pero se sigue demorando tanto como antes con dos megas. Entonces tomé la computadora portátil, la que empleo para mis clases y la encendí. 

Aclaro que empleo Mozilla y tengo un complemento 1-ClickWeather () del sitio anterior  que al pasar el Mouse muestra varios valores del clima de ese y días siguientes, pero aun así decidí que era necesario acudir a la fuente original en Weather Channel

En esa computadora tengo activada la opción de preguntarme por las cookies que deseo aceptar y pobre de mí, aquí empezó mi otro calvario. 18 cookies me pidió instalar, por qué tantas, no bastaba con unas pocas. Por qué nos hacen la vida tan complicada. Después de casi tres minutos cargando cookies, logré empezar a revisar los datos. 

Comprobé  que el domingo estaba anunciado un 60% de posibilidades de lluvia, pero como el cumpleaños es solo una vez al año y la información estaba en inglés, dudé sí me había equivocado en la lectura de los datos y me volví a equivocar. 

Cambié los datos a español y no solo me pidió otras 18 cookies, sino que me llevó a otro país, cuando quería conocer sí llovería o no en mi tierra. En fin no me creerán, pero pasé 25 minutos en esos vericuetos indeseables de Windows y las famosas cookies.

Al final en español me mostró lo que ya sabía, 60% de posibilidades de lluvia para el día siguiente. Las fotos muestran que compré la pierna de cerdo y que además debajo de la lluvia celebré mi cumpleaños. 

 
 


3 comentarios:

  1. Aunque es un poco tardío, Feliz cumpleaños Dr. Carlos Bravo, se que en este trascursos de las estaciones se dan casuales lluvias, pero un poco de agua no daña, la inmensa felicidad, sin mas que decirle, me despido deseándole que todos sus deseos se cumplan, son los sinceros deseos de su estudiante Elba Rosa Padilla Yapura

    ResponderEliminar
  2. interesante azaña lic. pero considero que se habría ahorrado mucho tiempo si tan solo consultaba a ASANA

    ResponderEliminar
  3. Doctor por que no compartio la torta y l pierna del gran cerdo que se comiero, bueno no importa de cualquier manera felicidades, dicen que mas vale tarde que nunca.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...