martes, 31 de mayo de 2011

Sí publico me lo copian.

En un posgrado recientemente concluido, un participante me preguntó que si publicaba algo, cómo impedía que lo copiaran. Mi respuesta fue breve; no publicando.

Una vez publicado, las opciones de impedir la copia carecen de sentido, es decir siempre existen mecanismos para copiar y pegar. Además sí lo copian es una señal que el trabajo es bueno, que es de utilidad.

Soy del criterio que lo más importante es publicar nuestras ideas, exponerlas sin el temor a la copia. Por supuesto que me refiero a aquellas que son de dominio público. Guardarlas en la computadora no tiene sentido alguno. Es una muestra de egoísmo por una parte y de subvaloración por otra. Entre esos dos extremos está el dejar de publicar esas ideas y es una demostración palpable que aun nos queda mucho camino por recorrer en la Web 2.0

Insisto generalmente en los cursos donde abordo el tema, que la Web 2.0 es la combinación de colaboración e intercambio. Colaborar implica leer y opinar en lo que otros escriben, ver videos, escuchar podcast, revisar presentaciones, entre otras formas de lectura. La colaboración muchas veces solo queda en el plano de la descarga.

Esta lectura permite apropiarnos de una información que podemos transformar en conocimientos. En otras palabras nos servimos de diferentes personas, para construir nuestro conocimiento, fenómeno al que estamos acostumbrados. La casa y la escuela son los dos primeros lugares donde este proceso se produce y perfecciona.

La otra parte de la Web 2.0, el Intercambio es devolver esos conocimientos a otros que pueden aprovecharlos, creando los suyos propios en un proceso infinito.

Cuando no cerramos ese proceso y solo nos atascamos en bajar información, copiar videos, presentaciones y cualquier tipo de documentos, lo que equivale a una pobre colaboración, estamos ante una actitud egoísta.

David Bravo publicó en el 2005 un interesante libro denominado “Copia este libro” que narra numerosas acciones de las grande compañías contra aquellos que copiaron o emplearon sus artículos, en especial obras musicales y literarias.

Las redes sociales actuales actúan como mecanismo de intercambio. Los blogs, Twitter , Delicious, Slideshare, entre otras abren las puertas tanto a la colaboración como al intercambio. Entonces qué tenemos que perder sí se copia.

Por ello sí encuentra útil este documento, cópielo. (En la parte superior del Blog, encontrará un enlace donde puede descargar libremente todos las entradas del Blog).

2 comentarios:

  1. Usted tiene razon licencido para que lo copien los los mejor es no publicar y tambien lo que dise, solo copian cuando el texto es bueno.
    Pero como usted save desir el problema del estudiante es el no saver redactar textos por culpa del copia y pega.
    Para eso tenemos que redactar en nuestro blog nuestros propios textos.

    ResponderEliminar
  2. Tienes mucha razón Carlos, el nuevo paradigma radica en compartir, y aun nos queda una factura muy grande que pagar a muchos personajes de la ciencia y la tecnología que usamos sus ideas sin pagar regalías y que sin ellas nuestro mundo no sería igual. Así es que a darle duro al trabajo de compartir las ideas y el conocimiento y diminuir esa deuda que aun tenemos pendiente.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...