domingo, 12 de junio de 2011

Hoy, no mañana.


Con la llegada de las computadoras, nuestro mundo personal dio un vuelco considerable. La expansión de Internet y los servicios de la Web 2.0 nos colocó en un espacio abierto y creciente de posibilidades, muchas de ellas trasladadas a nuestras actividades laborales. 

La inserción en nuestra vida laboral de las aplicaciones de la Web 2.0 nos convierte en personas más eficientes y por ende mejor preparadas. Negar su existencia, escudarse en falsos conceptos, encapricharse en su poco uso o emplear las viejas frases de “no sé”, “no puedo”, "no tengo tiempo" o “no me enseñaron” solo conduce en la dirección contraria. Lejos de avanzar retroceden.

Acabo de leer el resultado de una investigación realizada en algunos países europeos donde “descubren” la existencia de cinco fases en el empleo de las Tics, por parte de los profesores. La investigación señala que después de llevar a las escuelas, computadoras y todo tipo de software comenzaron a preparar a los profesores para su empleo, lo que duró cerca de un año. 

Las fases en cuestión son: acceso, adopción, adaptación, apropiación e innovación. 

El acceso, primera fase, consiste en el empleo de las tecnologías, a partir de la preparación en su manejo. La segunda fase significa la adopción, donde profesores y estudiantes adoptan los nuevos medios como algo cotidiano, pero no realizan aportes sustanciales a su empleo. La adaptación implica una mayor productividad en el trabajo, ya no solo se emplea de manera tradicional, sino que se trasladan tareas cotidianas a los nuevos medios. 

La cuarta etapa, la apropiación, significa que profesores y estudiantes encuentran nuevas formas de trabajar los medios, creando situaciones de aprendizaje que sin los medios tecnológicos no se pueden realizar. La última de las fases; la innovación significa el salto hacia nuevas formas de emplear las tecnologías, formas que hasta ese momento no se conocían.

Volviendo a la primera fase, creo que esta es permanente, cada día surgen nuevos medios que debemos aprender su uso. Sin embargo lo más polémico en este caso, es el cómo procedemos para enseñar el trabajo con estos medios. 

Digo polémico pues no estoy a favor de solo crear cursos de capacitación para enseñar las nuevas tecnologías. Me topo en muchas ocasiones que a dichos cursos asisten los que menos lo requieren, es decir aquellos que se interesan por aprender los nuevos medios, sin necesidad de asistir a dichos cursos. Me desaliento cuando invitamos a profesores y estudiantes a cursos, tanto en línea como presenciales y al final comprobamos que solo unos pocos participan. 

Es necesario acabar de romper el esquema tradicional del aprendizaje, hay que aprender a usar los medios a partir de nuestras habilidades. A veces bastan unos pocos pasos para lograr lo que deseamos. No estoy en contra de la ayuda a los demás, al contrario, pero sí es necesario pensar en que sí otros lo logran por qué no lo puedes hacer solo. 

No logramos nada sí otro hace nuestra tarea, tampoco sí pagamos 10 pesos por minuto de video o diapositiva, como suelen hacer algunos estudiantes. 

Es importante que acabemos de adoptar las tecnologías como algo que está presente, que existe, que nos convierte en profesores y estudiantes más eficientes. Encajarnos en no usarlas porque no la enseñaron, esgrimir que no permiten socializar, que no todos pueden acceder y tantas justificaciones superficiales, solo nos estanca en el tiempo y por ende en el desarrollo. 

Acabemos de saltar a la tercera fase (adaptación) y no dejemos para mañana el uso efectivo de las Tics, es hoy no mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...