viernes, 21 de octubre de 2011

Un concurso, Twitter y la radio


Cada semestre en la asignatura “Taller de Multimedia didáctico” realizo conjuntamente con los estudiantes un concurso empleando Twitter. 

Un concurso es algo que los estudiantes universitarios casi no “ven” entre sus materias y poco a nivel de la Universidad, a no ser durante la Expociencia científica que se desarrolla cada año. 

Pero lo más importante no es el concurso, sino su significado. Dirigido a incentivar el empleo de Twitter, para incorporarlo como parte de su sistema personal de aprendizaje. Esta red es una de las más importantes en dicho sistema y la mayoría de los estudiantes antes de ingresar a la asignatura no conocían de la misma.

El Concurso contó con el respaldo de la empresa Orbital PC de Santa Cruz de la Sierra, quien entregó los premios. 

Parte de los concursantes
Las bases del Concurso indican que se aceptan relatos de lo sucedido un día cualquiera de sus vidas, deben velar por la originalidad de la historia, cuidar la ortografía, la secuencia lógica de lo narrado, emplear el hastag #undia y en especial considerar los 140 caracteres de Twitter. Esto último es lo más complejo, pues en cada tweet debe expresarse una idea concreta y no son válidos aquellos que continúen en el siguiente tweet. 

Uno de los problemas más graves que observamos durante el Concurso es la ortografía de los estudiantes. Este es un mal acumulativo que pasa de semestre en semestre en la universidad y donde todos tenemos que colocar nuestro granito de arena para erradicarlo. No hubo un solo concursante que no cometiera más de una falta ortográfica. 

Algunos de los jurados. La competencia
se siguió a través de la lista creada
con el hastg #undia
Los estudiantes se agruparon en tres equipos; los concursantes, con un máximo de 15; el jurado hasta 8 y el resto los observadores. La selección fue libre y cada uno en el aula digital se apuntó al grupo que quiso hasta acabar el cupo. Un elemento a destacar es que una vez abierta la selección, los cupos se llenaron de inmediato, demostrando el interés de los estudiantes por el Concurso. 

Como una muestra de la integración de los medios, en la segunda edición del Concurso, pudimos desarrollar el acto de premiación a través de una radio. Contactamos con la emisora TQM Colombia Stereo, con la que en otros momentos hemos trabajado y durante el programa “Al tablero” conducido por la profesora Martha Isabel Restrepo y dirigido por Carlos Alberto Fandiño, se realizaron entrevistas a los participantes y se trasmitió en vivo la lectura del acta de premiación. 

El día de la premiación los estudiantes
fueron entrevistados
por TQM Colombia
Lo anterior demuestra la posibilidad de integrar los medios y con ello la elevación de la motivación y el interés de los estudiantes.  A continuación el acta del jurado. 

El Concurso “Un día cualquiera de mi vida” en su segunda versión, contó con la participación de 14 estudiantes, 8 jurados presenciales y tres desconocidos. Estos fueron contactados por el profesor, para garantizar que su veredicto sea más imparcial pues ninguno forma parte de este grupo. 

Durante la hora del Concurso se generaron 450 tweets solo de los concursantes sin contar los creados tanto por los observadores como por los jurados. Nunca en la historia de nuestra Carrera los estudiantes estuvieron tan al tanto de las historias de otros, como el día del Concurso. Nunca hubo tal cantidad de tweets generados entre todos los estudiantes.

La competencia fue reñida, la votación del jurado bien pareja, por lo que tuvimos que ajustarnos a la reglamentación del Concurso. Se tomó en cuenta que la historia es lo sucedido un día cualquiera, se valoró la secuencia lógica de lo sucedido ese día y su ajuste a los 140 caracteres de Twitter, a su vez se comprobó la ortografía, que no estuvo a altura que se esperaba y se consideró además el empleo y la distribución del hastag establecido. 

Destacamos que fue difícil la selección. "Esto se debe a que nos mojamos al comprar una patineta y por no conocer la Ciudad caminamos 15 cuadras de más, descendimos de un camión en la mitad del río Piraí y lo cruzamos caminando todo un día hasta llegar a Espejillos, pero seguimos viajando y nos fuimos a Vallegrande, donde un fantasma de antaño despertó a la única persona en aquella habitación iluminada. Nos subimos a un taxi donde Paola llevaba a sus amigos embriagados de vuelta a sus casas y en ese mismo taxi escuchamos historias de un país lejano, donde su ser querido viajó".  

"Entramos al cine escondiendo a una amiga, descubrimos el olvido de dejar al niño en la acera de la calle y nos quitamos la culpa de la muerte de un gran amigo. Descubrimos como la vida se puede ir en un minuto tras un desenlace amoroso y confirmamos el equilibrio entre el ganador y el perdedor. Sufrimos del poco tiempo de un estudiante universitario y nos tropezamos con la rabia por ser maltratos usando las influencias de un tío propietario". 

"Sufrimos la agonía del nacimiento de un niño y nos deleitamos leyendo las experiencias de un futuro profesor reconociendo que la percepción de los maestros normalistas es otra. En fin las historias tras esos 450 tweets son interminables, dan para otras historias más".

Hoy ganó la educación, ganaron los medios, ganó Twiteer y ganaron los estudiantes que demostraron que tras 140 caracteres se puede hacer mucho.  

A la izquierda Mariela Bruno y a su
lado la ganadora del primer lugar
Silvia Patricia Gómez
Los premiados.

Tercer premio: “Levantada desde las cinco de la mañana y mojada para comprar el regalo de su sobrina, llegó a su casa en una patineta ante la falta de micros. Pero seca y con gran sonrisa llegó al Concurso. Mariela Bruno. (@MarielaBruno1)

Segundo premio: “La amistad pudo más que los deseos de dejar abandonados a sus amigos que ebrios debió llevarlos a su casa”. Maribel Mendoza (@Maribel_24ms)

Primer premio: “Cruzó un río en la mitad de la noche, caminó más de 20 kilómetros, se preocupó todo el tiempo por su primo, pero cansada y agotada siguió diciendo que esa fue su mejor excursión”. Silvia Patricia Gómez. (@SilvPgomez)

Muchas gracias.

Santa Cruz de la Sierra, 19 de octubre del 2011

6 comentarios:

  1. Felicitaciones por tan bella iniciativa. La replicaré en una de mis clases.

    ResponderEliminar
  2. Me adhiero a las felicitaciones y agradecimiento. Me ha dado una gran idea...

    ResponderEliminar
  3. Carlos, le agrego una pregunta... ¿Para el concurso, crearon un Twitt específico o lo hicieron en uno que ya estaban usando para las clases? Gracias

    ResponderEliminar
  4. Estimado Pedro
    Los estudiantes emplearon su cuenta de Twitter, lo que hicimos fue crear el hastag #undia para seguir el concurso en línea y de ese modo los jurados podían recopilar todos los tuits mediante un recurso de esa índole.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias estimado Carlos. Esa es una experiencia fantástica. Intentaré ponerla en práctica con una de las asignaturas a mi cargo en la U. Antes, diagnosticaré el nivel de uso de twitter entre los participantes.
      Saludos...

      Eliminar
  5. Lo Felicito Maestro Carlos, la verdad es que podemos hacer cosas increibles, y aunque soy maestra jubilada, trabajo actualmente en Asesorías de Posgrado con muchos docentes de primaria, secundaria, educación especial, bachillerato y nivel superior y esto se puede poner en práctica en todos los niveles.
    Saludos Cordiales,
    María de los Ángeles

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...