lunes, 31 de octubre de 2011

Video conferencia: cómo iniciarse.


En anterior comentario valoré que la video conferencia es un método y como tal debe incorporarse en la secuencia de acciones que profesores y estudiantes siguen durante una actividad.

Existe una variedad de sitios donde realizar la video conferencia. En esta ocasión recomiendo un sitio que vengo empleando durante varios años y que en mi opinión es bastante completo, versátil y en especial de gran utilidad. Se trata de Wiziq sitio especializado en este tipo de trabajo.

El sitio tiene varias opciones de pago, con diferentes costos y diferentes posibilidades, pero también incluye una inscripción gratuita que es la empleada por muchas personas.

Primer paso: crear una cuenta gratuita.

Escriba en su navegador la dirección http://www.wiziq.com Observe a la derecha de su pantalla que se muestra una caja de diálogo como esta:

En esta caja se lee: “Create a free account”. Es decir crear una cuenta libre o gratuita. 

Escriba en “Full Name” su nombre (después puede cambiarlo)

Escriba en “Your Email” el correo que desea agregar en el sitio. 

En “Password” escriba una contraseña.

Oprima “Sign up

Con este paso está creando una cuenta, el siguiente es añadir otros datos a su cuenta. La pantalla que se muestra es la siguiente:


En esta nueva pantalla se pide “Please select your country” donde selecciona su país. Este dato es importante ya que se configura el horario del país y así cuando programe una clase se creará en su horario.

Más abajo se le pide un número de teléfono (Mobile), es decir celular o (Landline) teléfono fijo. Seleccione el que considera más adecuado. La importancia de este dato es por sí alguna persona desea contactarlo tenga esta vía para hacerlo.

Ingrese los caracteres que se muestran en su pantalla y haga clic en “Sign up

Con este paso, su cuenta está creada. Anote en especial el correo electrónico con el que se inscribió y su contraseña para el nuevo ingreso a Wiziq. 
Es probable que el sitio le envíe un correo para verificar la veracidad de su correo, pero ello no impide seguir creando su cuenta en Wiziq.

El siguiente paso es seleccionar su estatus en el sitio. La pantalla que se muestra tiene tres opciones:

Usted debe decidir, sí solo será estudiante, profesor o una organización.

Sugiero seleccionar Are you a Teacher? que le permite realizar video conferencias.Para ello haga clic en el recuadro azul debajo de esta opción “Tell us what you can teach”.

Seleccionando esta última opción el sistema realiza nuevas preguntas, que debe llenar. La imagen muestra dichas interrogantes.


Debe seleccionar su nivel educacional (Level), el grupo o área profesional en la que se desempeña (group), sí no encuentra la suya, seleccione “others”.

La siguiente  opción "Subject" pide determinar el nivel dónde trabaja, puede escribir “universidad” o lo que desee.

En “topics” escriba palabras claves en relación a su área de trabajo. Por ejemplo “educación superior”, “tecnología educativa”, etc.

En la siguiente casilla seleccione el idioma de sus video conferencias, por último active las dos casillas finales y haga clic en “Save” Recuerde que estas opciones puede modificarlas nuevamente.

Con este paso culminó la creación de la cuenta. Para garantizar una mejor comunicación entre los integrantes de esta red, se le pedirá completar de manera opcional otros datos en su perfil (profile)

Segundo paso: Reingresar a Wiziq.

Después del paso anterior donde creó su cuenta en Wiziq, al reingresar al sitio debe acceder con los datos de su cuenta. Para ello observe la siguiente imagen

Escriba en “Email address” la dirección de correo con la que se inscribió y en “password” la contraseña creada al inscribirse.

Una vez llenado los datos, haga clic en Sign in.

Recuerde que colocando esos datos usted está listo para crear video conferencias en Wiziq.En el próximo comentario explicaremos cómo crear una video conferencia y adjuntar diferentes tipos de documentos. 

Como hemos comentado en muchas ocasiones, pierda el miedo a trabajar en este tipo de sitios.

viernes, 21 de octubre de 2011

Un concurso, Twitter y la radio


Cada semestre en la asignatura “Taller de Multimedia didáctico” realizo conjuntamente con los estudiantes un concurso empleando Twitter. 

Un concurso es algo que los estudiantes universitarios casi no “ven” entre sus materias y poco a nivel de la Universidad, a no ser durante la Expociencia científica que se desarrolla cada año. 

Pero lo más importante no es el concurso, sino su significado. Dirigido a incentivar el empleo de Twitter, para incorporarlo como parte de su sistema personal de aprendizaje. Esta red es una de las más importantes en dicho sistema y la mayoría de los estudiantes antes de ingresar a la asignatura no conocían de la misma.

El Concurso contó con el respaldo de la empresa Orbital PC de Santa Cruz de la Sierra, quien entregó los premios. 

Parte de los concursantes
Las bases del Concurso indican que se aceptan relatos de lo sucedido un día cualquiera de sus vidas, deben velar por la originalidad de la historia, cuidar la ortografía, la secuencia lógica de lo narrado, emplear el hastag #undia y en especial considerar los 140 caracteres de Twitter. Esto último es lo más complejo, pues en cada tweet debe expresarse una idea concreta y no son válidos aquellos que continúen en el siguiente tweet. 

Uno de los problemas más graves que observamos durante el Concurso es la ortografía de los estudiantes. Este es un mal acumulativo que pasa de semestre en semestre en la universidad y donde todos tenemos que colocar nuestro granito de arena para erradicarlo. No hubo un solo concursante que no cometiera más de una falta ortográfica. 

Algunos de los jurados. La competencia
se siguió a través de la lista creada
con el hastg #undia
Los estudiantes se agruparon en tres equipos; los concursantes, con un máximo de 15; el jurado hasta 8 y el resto los observadores. La selección fue libre y cada uno en el aula digital se apuntó al grupo que quiso hasta acabar el cupo. Un elemento a destacar es que una vez abierta la selección, los cupos se llenaron de inmediato, demostrando el interés de los estudiantes por el Concurso. 

Como una muestra de la integración de los medios, en la segunda edición del Concurso, pudimos desarrollar el acto de premiación a través de una radio. Contactamos con la emisora TQM Colombia Stereo, con la que en otros momentos hemos trabajado y durante el programa “Al tablero” conducido por la profesora Martha Isabel Restrepo y dirigido por Carlos Alberto Fandiño, se realizaron entrevistas a los participantes y se trasmitió en vivo la lectura del acta de premiación. 

El día de la premiación los estudiantes
fueron entrevistados
por TQM Colombia
Lo anterior demuestra la posibilidad de integrar los medios y con ello la elevación de la motivación y el interés de los estudiantes.  A continuación el acta del jurado. 

El Concurso “Un día cualquiera de mi vida” en su segunda versión, contó con la participación de 14 estudiantes, 8 jurados presenciales y tres desconocidos. Estos fueron contactados por el profesor, para garantizar que su veredicto sea más imparcial pues ninguno forma parte de este grupo. 

Durante la hora del Concurso se generaron 450 tweets solo de los concursantes sin contar los creados tanto por los observadores como por los jurados. Nunca en la historia de nuestra Carrera los estudiantes estuvieron tan al tanto de las historias de otros, como el día del Concurso. Nunca hubo tal cantidad de tweets generados entre todos los estudiantes.

La competencia fue reñida, la votación del jurado bien pareja, por lo que tuvimos que ajustarnos a la reglamentación del Concurso. Se tomó en cuenta que la historia es lo sucedido un día cualquiera, se valoró la secuencia lógica de lo sucedido ese día y su ajuste a los 140 caracteres de Twitter, a su vez se comprobó la ortografía, que no estuvo a altura que se esperaba y se consideró además el empleo y la distribución del hastag establecido. 

Destacamos que fue difícil la selección. "Esto se debe a que nos mojamos al comprar una patineta y por no conocer la Ciudad caminamos 15 cuadras de más, descendimos de un camión en la mitad del río Piraí y lo cruzamos caminando todo un día hasta llegar a Espejillos, pero seguimos viajando y nos fuimos a Vallegrande, donde un fantasma de antaño despertó a la única persona en aquella habitación iluminada. Nos subimos a un taxi donde Paola llevaba a sus amigos embriagados de vuelta a sus casas y en ese mismo taxi escuchamos historias de un país lejano, donde su ser querido viajó".  

"Entramos al cine escondiendo a una amiga, descubrimos el olvido de dejar al niño en la acera de la calle y nos quitamos la culpa de la muerte de un gran amigo. Descubrimos como la vida se puede ir en un minuto tras un desenlace amoroso y confirmamos el equilibrio entre el ganador y el perdedor. Sufrimos del poco tiempo de un estudiante universitario y nos tropezamos con la rabia por ser maltratos usando las influencias de un tío propietario". 

"Sufrimos la agonía del nacimiento de un niño y nos deleitamos leyendo las experiencias de un futuro profesor reconociendo que la percepción de los maestros normalistas es otra. En fin las historias tras esos 450 tweets son interminables, dan para otras historias más".

Hoy ganó la educación, ganaron los medios, ganó Twiteer y ganaron los estudiantes que demostraron que tras 140 caracteres se puede hacer mucho.  

A la izquierda Mariela Bruno y a su
lado la ganadora del primer lugar
Silvia Patricia Gómez
Los premiados.

Tercer premio: “Levantada desde las cinco de la mañana y mojada para comprar el regalo de su sobrina, llegó a su casa en una patineta ante la falta de micros. Pero seca y con gran sonrisa llegó al Concurso. Mariela Bruno. (@MarielaBruno1)

Segundo premio: “La amistad pudo más que los deseos de dejar abandonados a sus amigos que ebrios debió llevarlos a su casa”. Maribel Mendoza (@Maribel_24ms)

Primer premio: “Cruzó un río en la mitad de la noche, caminó más de 20 kilómetros, se preocupó todo el tiempo por su primo, pero cansada y agotada siguió diciendo que esa fue su mejor excursión”. Silvia Patricia Gómez. (@SilvPgomez)

Muchas gracias.

Santa Cruz de la Sierra, 19 de octubre del 2011

lunes, 17 de octubre de 2011

La video conferencia como método.


Con el desarrollo del Congreso CLED 2011, asistimos todos los días a sesiones de video conferencias, donde invitados de diferentes países expusieron criterios y opiniones personales en temas bien diversos, agrupados bajo la línea del Congreso: el conocimiento libre.

La video conferencia en mi opinión es un método de trabajo en línea. Parto de considerar que el método en su calidad de componente dinámico del proceso pedagógico optimiza las acciones y operaciones de estudiantes y profesores para subordinarse a la estructura del objetivo y contenido de la enseñanza.

Como método la video conferencia está dirigida a optimizar las acciones de los estudiantes, al igual que cualquier otro método. Sin embargo este método es de gran complejidad, al vincularse con una variedad de medios y requerir de una conexión a Internet.

Por lo general es un método que se emplea en cursos y eventos a distancia. Un buen ejemplo fueron las video conferencias del Congreso CLED 2011.

La video conferencia, como todo método está soportado en varios medios. En este caso se vincula la trasmisión de video, con la voz del profesor, diapositivas, imágenes fijas y documentos de variados tipos. Se une además una pizarra donde el conferencista puede agregar datos, escribir, subrayar, como en una pizarra tradicional y un chat donde todos pueden participar.

La variedad de medios es bien amplia, lo que implica el dominio de un grupo de habilidades tanto del profesor, como del estudiante. Por parte del profesor es necesario dominar el empleo de los medios, en especial la combinación de varios de ellos y seleccionar el momento adecuado para su uso.

Con el empleo de la pizarra es posible pasar una diapositiva y emplear un marcador para resaltar una parte de esta. Se puede introducir texto, números, tablas entre otras opciones de dicha pizarra.  

En mi opinión el conferencista tiene que diseñar los medios para este tipo de método. En ese caso las diapositivas deben ser diseñadas considerando que se mostrarán en la pantalla del estudiante y no como habitualmente hacemos en una pantalla grande. Consideraciones similares son necesarias sí empleamos video o sonido. Estos no pueden ser extensos, ni con gran cantidad de información.

Las diapositivas no deben contener texto excesivo y evitar enlaces a sitios web que dispersan la atención y demoran el acceso. Se requiere además establecer algunas normas iniciales a los participantes, como la de escribir en el chat cuando se oriente, sí sale de la video conferencia y aun el profesor está en su charla, no realizar comentario alguno. Ser preciso en las respuestas y sí es posible escribir estas antes en el procesador de texto, de modo que solo se requiere copiar y pegar en chat. Con esto se evitan pérdidas de tiempo escribiendo en el chat.

El conferencista debe lograr mantener la atención de los receptores durante el mayor tiempo posible. Se recomienda la realización de preguntas a ser respondidas mediante el chat o sí es posible permitir que alguno de los asistentes lo haga mediante su micrófono. No se debe hablar muy rápido, hay que considerar la demora en la trasmisión de la señal para ajustarse al pase de las diapositivas y la información oral.

El dominio del tema es una exigencia en el empleo de este método, debido entre otras razones que estamos en presencia de un grupo de elementos distractores que con facilidad pueden hacer perder la concentración en la exposición. Entre estos están las condiciones del local donde se imparte la charla, la resolución y tamaño del monitor que empleamos, los ruidos externos y en especial las conversaciones que se producen en el chat. Se sugiere tener impresas las diapositivas o verlas en otro monitor para siempre saber cuál es la siguiente.   

El receptor también está sujeto a similares distracciones. Se recomienda seguir la video conferencia en un lugar sin ruidos externos, estar preparado para responder las preguntas y atender durante todo el tiempo.

Uno de los mayores problemas que se asocian a este método son los de índole técnico, en especial el ancho de banda de la conexión y las actualizaciones del navegador de los participantes.

Se recomienda ingresar unos minutos antes de la video conferencia a la dirección Web establecida con anterioridad, con el objetivo de evitar problemas en el navegador, su actualización y en especial el sonido.

La juventud de este método es una de las razones por la cual existen pocas investigaciones sobre su correcto empleo y en especial la utilidad para los estudiantes.

Dónde realizar una video conferencia.

Existen variados sistemas de video conferencia, por ejemplo http://tinychat.com/ y http://twitcam.livestream.com/ cuentan con posibilidades para manejar video y audio con facilidad y se relacionan fácilmente con las redes sociales. En ambos no es posible la inserción de otros medios. Existen otros sitios, pero recomiendo leer en este blog  la explicación de varios de ellos.

Un sitio que recomiendo, es Wiziq, gratuito, permite el empleo de pizarra, video, audio, presentaciones en Power Point, chat, entre otras opciones, así como responder cuestionarios una vez finalizado la video conferencia.

La opción gratuita tiene las opciones necesarias para desarrollar la video conferencia. El único requisito es que los asistentes deben crear una cuenta en el sitio, pero esto más que un obstáculo es un beneficio. Así todos pueden ser profesores y realizar sus propias video conferencias.

En un próximo comentario explicaré los detalles de Wiziq, desde su inscripción hasta el empleo del sitio por parte del profesor.

jueves, 6 de octubre de 2011

El libro impreso y su formato multimedia.


Seis meses atrás, es muy probable que este título no se me hubiera ocurrido, tampoco consideraría que dos elementos tan diferentes como lo impreso y lo multimedia tuvieran un punto de encuentro.

Este punto es posible con el empleo de los códigos QR. Dichos códigos los “descubrí” después del terremoto en Japón del pasado mes de marzo de este año. Se empezaron a difundir imágenes de un código que permitía ayudar a las víctimas de dicho desastre y con ella llegó la curiosidad.

Con esta primera curiosidad empecé a indagar por dichos códigos y a pensar cómo se pueden emplear en la actividad educacional. Es importante reconocer que la mayoría de las tecnologías que empleamos en clases, nunca se crearon con dicho propósito.

Los primeros medios de difusión, como los documentos impresos, la fotografía, el cine, la televisión y la radio, se usaron en la escuela gracias a maestros interesados en renovar su trabajo y en hacer más asequible el proceso de aprendizaje. 

En ese proceso no debemos olvidar tampoco las ventajas económicas que muchos empresarios “encontraron” en acercar dichas tecnologías a la escuela. Con el arribo de los medios a la escuela, se sucede el grave problema de su introducción sin mediar aunque sea un ligero estudio de sus ventajas. Los equipos aparecen un día y algunos entusiastas los emplean, mientras una mayoría los ven desde lejos, asombrados pero poco interesados.

Pero volviendo al tema central del comentario, la aplicación de estos códigos la concibo desde diferentes puntos de vista; entre ellos el factor motivador y la novedad. Esta última siempre favoreciendo la concentración de la atención, el interés y la seguridad en el aprendizaje. En futuros comentarios ampliaré estas ideas.

Hasta el presente la visión que tenemos del material impreso es la de poca o nula interactividad, sus pobres posibilidades de “saltar las paredes del aula”, es decir enlazarnos con sitios Web y contenidos en formato multimedia, estaban restringidas, por la simple razón de ser un documento impreso. Sin embargo con los códigos QR se rompe esta restricción y el libro cobra una nueva dimensión, sale del texto impreso y ahora sostenido en nuestras manos es un libro interactivo.

El empleo de estos códigos no debe analizarse desde la vía más sencilla de “pegarlos” en el texto, por la simple razón de su novedad.

Con este tipo de documento se rompe la estaticidad del libro, ahora empleando dichos códigos, el alumno, con el dispositivo correcto puede navegar a un video, una imagen, un sitio web o cualquier otro tipo de enlace. En otras palabras el libro impreso deja de ser estático y pasa a ser dinámico.

Otras razones también favorecen el empleo de los códigos QR. Por una parte la reducción del costo, al eliminarse en los documentos impresos imágenes en colores, gráficos y otros elementos que incrementan su valor económico. Se agrega además que más profesores pueden mejorar sus textos, al pasar parte de los elementos anteriores a sitios Web y sustituirlos por los códigos de acceso a los mismos. 

El uso de los códigos debe tomar el camino de la fundamentación necesaria, no se trata de colocarlos en cualquier parte, de quitar una sección del texto y cambiarlo por el código. Tampoco de incrementar la información agregando elementos multimedia que poco aportan y solo sirven de decoración pedagógica.

En la actividad pedagógica la novedad no puede sustituir al análisis científico. La experimentación es la tarea más importante que los profesores actuales debemos llevar a cabo. 

El actual libro que pueden descargar desde aquí, trata un tema bien complejo, que es el de las presentaciones dinámicas o presentaciones con el empleo de Power Point. El capítulo que descargará se refiere al primer paso en el empleo de este medio, su selección. 

Le pido que después de leer el libro y sí le parece adecuado me haga llegar bien por este medio, por correo o Twitter sus opiniones, todas son bienvenidas. Con ellas crearé la segunda versión de este capítulo.

martes, 4 de octubre de 2011

Ciudad Imagen.


Salió de su nave cuando las primeras luces del día se filtraban por su cristal delantero. La noche anterior había aterrizado sin dificultad alguna al borde de una carretera de poco tráfico y logró desplazar la nave a un lugar donde la alta hierba del lugar la cubría por completo.

Comprobó que aquel lugar era seguro, pues su medidor de actividad humana demostraba que hacía más de diez años que el campo no era cultivado. Observó hacia el final del mismo una casa y en su techo divisó lo que en la escuela le habían advertido; una antena de televisión en forma de un raro plato, la que servía en ese momento para recibir los cien canales de cada país, hecho que él desconocía.

El primer ser llegado de otro lugar del Universo despertaría la curiosidad, le habían indicado en la escuela. También sabía que era posible que alguien pretendiera hacerle daño. Salió a la carretera y caminó lentamente. Pensaba en lo qué le preguntarían, en la expresión de las personas y en sus respuestas, pues su estatura, color de piel y forma de su cuerpo eran muy distintos a los humanos. Pensó incluso que aparecería a través de lo que los humanos llamaban televisión y su foto recorrería todos los lugares a través de lo que le explicaron que era Internet, pero nunca alcanzó a comprender a us profesor.

Llegó al pueblo que su mapa indicaba y comenzó a observar a las personas que pasaban por su lado. Se extrañó que nadie lo agrediera, o le preguntara de dónde había llegado; es más, nadie se detuvo a observarlo.

Los que caminaban lo hacían mirando a sus pantallas pulsera y dejándose conducir por unos lentes especiales. Otros llevaban una gorra con una antena pequeña y una pantalla plana que cubrían sus ojos. Los menos caminaban con unas cosas en los oídos, pero su vista siempre era esquiva.

El extraterrestre observó que en cada esquina del pueblo existía una pantalla plana donde se mostraban imágenes de lo que a esa misma hora hacían las personas en otros países.

En una de estas pantallas vio un hombre chiquito y de tez amarilla que dormía, vio también a un hombre grueso, lleno de abrigos que salía de una casa que parecía ser de hielo para sentarse a ver una pantalla igual a la que el observaba con tanta atención.

En otra esquina se detuvo por más tiempo pues mostraban a unas bellas muchachas con un micro bañador tomando sol en un lugar que llamaban Tahití.

Su incursión matutina estaba por terminar pues por su lado habían pasado, según su contador de humanos, trescientas cuarenta y dos personas y ninguna se fijó en él. Incluso trató de dirigirse a varias personas pero siempre lo ignoraban.

Al mediodía cuando el sol era más intenso y las personas se dirigían en sentido contrario a como lo habían hecho en la mañana casi lo arrastran en una calle un poco estrecha. Pidió disculpas por moverse en sentido contrario pero nadie le respondió, todos estaban mirando sus pantallas.

Se detuvo en una esquina donde la pantalla mostraba una persona parecida a él y se sorprendió al ver que repetía los mismos movimientos que realizaba. Estuvo cerca de cinco minutos observando a aquel ser igual a él, hasta que tres personas con ropas del mismo tipo y color se bajaron de un vehículo y a empujones lo metieron en su interior.

Lo llevaron a una sala grande, llena de pantallas similares a las que estaban por todo el pueblo, le leyeron no supo qué cosa y sin preguntarle nada más lo llevaron a una habitación con pantallas en vez de paredes.

No supo el tiempo estuvo allí, pero cuando lo liberaron solo se le ocurrió correr para llegar a su nave. Se introdujo en ella, encendió los motores y se olvidó de la primera regla aprendida en la escuela, que consistía en no molestar a los humanos. El ruido de los motores y el reflejo intenso de los rayos solares sobre la nave eran su venganza al pasearse por la ciudad.

En los cuarenta minutos que deambuló por la ciudad las pantallas mostraban lo mismo que había visto el primer y cada uno de los días que estuvo encerrado. Entonces gritó dentro de su nave que jamás regresaría a La Tierra, al menos mientras existieran aquellas pantallas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...