miércoles, 7 de marzo de 2012

La primera Ley de Newton y su relación con las TICs.

El titulo parece extraído de una clase de Física, con el profesor en la pizarra, tratando de explicar las Leyes de Newton, mientras algunos estudiantes se preguntan quién es ese señor cuyas leyes deben aprender.

Sin embargo aunque el comentario tiene que ver con la primera Ley no se trata de explicarla, por el contrario aplicarla en el contexto educacional. El comentario se nutre de una discusión originada en la lista CUED  de la Cátedra UNESCO de educación a distancia de la UNED.

En las últimas semanas se debatió en CUED sobre un problema latente en muchos establecimientos docentes, que se manifiesta en todos los niveles educacionales y que engloba a todos los profesores: la resistencia a aplicar las Tics. 

Se expresaron ideas muy útiles, que fueron enriqueciéndose con el paso de los días. Por ejemplo, Francisco Álvarez propuso colocar a los profesores en tres grupos. El primero de ellos reservado para los analfabetos informáticos (muy pocos) y los reacios a emplear las Tics, aun con conocimiento de su manejo. El segundo grupo formado por los profesores que van casi a la par con el avance tecnológico y según Francisco, escapan a la realidad de sus alumnos.

El tercer y último grupo corresponde a los que conjugan los medios con los métodos, en mi opinión el grupo a donde debemos llegar todos.

Cora Amorin señaló que falta instrumentar las TICs desde lo pedagógico, considerando que muchos profesores las conocen como instrumento, pero no tienen el conocimiento suficiente para usarlas desde lo pedagógico.

Amada Gutiérrez opinó que la brecha digital no es solo la imposibilidad de acceder a los recursos TICs, o no poseer los conocimientos para su empleo, sino también el no  incorporarlos a la práctica pedagógica.

Por su parte Marcela A. Battilana opinó que la capacitación va más al empleo de las herramientas y no tanto a las competencias pedagógicas y comunicacionales que su aplicación necesariamente requiere.

Ella señaló además que la renovación permanente de herramientas y software no significa que se renueven las prácticas pedagógicas. Este es uno de los aspectos más controvertidos en la preparación de los profesores. En mi criterio se insiste más en usar la herramienta como recursos y menos en su empleo en la clase vinculada a los demás componentes del proceso pedagógico.

Las problemáticas anteriores son una constante en la actividad educacional. Jorge González opinó que lleva más de 30 años escuchando los mismos problemas y reclamos y de seguro que estos se remontan a más de esos 30 años.

La resistencia a emplear las Tics, se debe, según los comentarios de la lista a muchos factores. Algunos de ellos se agrupan en lo técnico como es el caso de las características de los locales, donde a veces es difícil proyectar un video, escuchar un audio, o la ausencia de tomas eléctricas o la variedad de sus formas.

También existen los factores relacionados con las comodidades para su empleo. A veces el profesor debe trasladar la computadora y el proyector a otros lugares de la escuela o universidad, encargarse de armar la pantalla y ubicar la toma eléctrica. 
Cuando existían los retroproyectores, equipo más pesado y difícil de transportar, muchos profesores no lo usaban sí tenían que subir más de un piso con dicho medio.

Otro grupo de impedimentos para emplear las Tics, se relaciona con la preparación del profesor en el manejo del medio. Muchos docentes se sienten temerosos a la hora de emplear algunos medios y prefieren antes de quedar mal delante de sus estudiantes, simplemente no usarlo.

El último de estos obstáculos es justamente el que hace relación al título del comentario: la inercia. La primera Ley de Newton, también denominada Ley de la Inercia, expresa que todo cuerpo mantiene su estado de reposo o movimiento uniforme a no ser que sea obligado a cambiar su estado por la acción de una fuerza. Sí esto lo trasladamos a la clase, podemos sustituir el cuerpo por el profesor y la inercia se expresa como la resistencia a emplear las Tics. 

Es más fácil seguir impartiendo la clase de la misma manera de siempre, que dedicar tiempo a estudiar el empleo de otros medios, a  vincularlos con diferentes métodos y a relacionarlos entre sí. 

Pero como la propia Ley señala, para romper la inercia se requiere de una fuerza, que puede estar tanto en las exigencias de los estudiantes, de los directivos educacionales y del propio profesor. Romper la inercia es difícil, pero cuando se rompe ya no nos detenemos. Nos convertimos en profesores de alma y no de título.

Nota. La cantidad de mensajes registrados en la lista para este tema fue elevada, por ello pido disculpas a los que no cito, pero aseguro que leí sus aportaciones y me son de gran utilidad.

El artículo fue inicialmente escrito para el blog CUED de la Cátedra UNESCO de Educación a Distancia de la UNED



1 comentario:

  1. It's interesting we know about the sciences y the relationship with the Education. Specially, the Education needs the science and the technology for developing. :) My best wishes Lic. Carlos Bravo. Sincerely, Ingrid Melfy

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...